El “nuevo” Nostradamus (II)

asimov-600x288.jpg

Retomando la historia dónde la habíamos dejado en el artículo anterior os recuerdo: Isaac Asimov pensaba que las comunicaciones serían tal y como las conocemos ahora (a través de Internet y con videollamadas); también pensaba que solamente naves no tripuladas hubieran pisado Marte, en esto no estaba en lo correcto.

Estas predicciones las había escrito para el periódico New York Times en 1964 pensando en cómo sería el mundo en 2014. A mi parecer hacer suposiciones con base científica de algo que va a pasar dentro de cincuenta años es algo muy arriesgado porque puede hacerte parecer un excéntrico o como en el caso de Asimov, un visionario.

tierra

No olvidemos que nos encontramos en el mes de febrero, así que sintiéndolo mucho y por muy emocionantes que puedan parecernos aquellas predicciones habrá que esperar un poco a ver si son ciertas. Tendremos que esperar, sí, aunque a la velocidad que cambia el mundo quizá menos de lo que pensamos.

Vehículos con “cerebros robóticos”

Los vehículos de transporte que serán capaces de proceder por sí mismos sin intervención de seres humanos debido a que sus reflejos no son comparables a los de una inteligencia artificial. El diseño de coches con “cerebros robóticos” como los que estamos hablando será lo habitual.

En la actualidad ya se pueden encontrar prototipos de coches con estas funciones. De hecho una empresa de vehículos conocida venderá coches que se conduzcan solos para 2020. No es 2014 pero teniendo en cuenta el margen de error creo que no se tiene que tener en cuenta a Asimov.

Utilización de aparatos “Wireless”

El padre de la ciencia ficción creía en el año 2014 los electrodomésticos no se conectarían con cables. En lugar de eso llevarían baterías de larga duración basadas en radio isótopos.

Aquí ha acertado la mitad. Los electrodomésticos necesitan enchufarse a través de cables que permitan su funcionamiento. De hecho todos los aparatos electrónicos deben conectarse a la red eléctrica para funcionar (aunque solamente sea para cargar la batería).

Las baterías basadas en radio isótopos es algo que todavía nos viene un poco grande. Hay algunas empresas que las utilizan pero son muy pocas. De hecho no se ha popularizado a nivel doméstico su uso ni se espera que este combustible nuclear aterrice pronto en los hogares.

Por otra parte nadie esperaba que el denominado “wireless” nos acompañara a todas partes. Gracias a las maravillosas baterías que nos permiten utilizar el móvil durante horas aunque antes duraban días, cosas del futuro.

Comments are closed.