La película “Yo, Robot” y su relación con la obra de Asimov

Como os comentaba el otro día, una de las mayores aportaciones de Asimov a la ciencia ficción (y a la filosofía en general) son Las tres leyes robóticas que aparecieron por primera vez en el relato Runaround (1942) y se ampliaron posteriormente con la Ley Cero, que apareció en Robots e Imperio, dentro del denominado Ciclo Baley-Robots que incluye las novelas Bóvedas de acero, El sol desnudo, Los robots del amanecer y Robots e Imperio. (more…)

Asimov entre los mejores autores de ciencia ficción del mundo

Asimov y Julio Verne están entre los mayores visionarios de la ciencia ficción y la literatura futurista del mundo. Sus obras se han traducido a decenas de idiomas y editado multitud de veces, permitiéndonos sumergimos una y otra vez en las historias futuristas de los autores de culto de la ciencia ficción. Una prestigiosa publicación ha elaborado hace unas semanas la lista de los mejores libros de ciencia ficción de la historia, entre los que se encuentra “La fundación” del genial Isaac Asimov.

isaac_asimov

La visión futurista de un mundo gobernado por máquinas narrado por George Orwell, “1984”, está considerado como el mejor libro de ciencia ficción del mundo. La intuición de Orwell predijo lo que hoy día es una realidad “el Gran Hermano”, pero no la parodia del reality televisivo, sino una realidad presente en la sociedad: el control de la libertad personal por parte del Estado.

“Un mundo feliz”, de Aldous Huxley, está en el segundo lugar del “top five”. Otra alarmante predicción donde la felicidad se consigue a razón de sesgar el amor, el arte, la literatura… la imaginación.

El podio se completa con un clásico del género: “Veinte mil leguas de viaje submarino”. La novela con la que Verne diseñó los submarinos mucho antes de que ninguno de estos aparatos navegara por las profundidades del fondo marino. Todo aderezado por la pluma magistral de Julio Verne, quien describe como nadie paisajes y seres que solo existían en su imaginación. Una obra incombustible publicada recientemente en dos colecciones de lujo: una de Signo Editores y otra de RBA, dándole una nueva vida a sus protagonistas.

Isaac Asimov está considerado como uno de los indiscutibles escritores de la ciencia ficción. Y así lo reconocen sus lectores de todas las edades. “La fundación” es la obra más destacada de su amplia aportación a la literatura de ficción. Una reflexión sobre nuestras vidas que no deja a nadie indiferente. El libro se ha enmarcado en la psicohistoria, una rama del pensamiento donde se dan cita matemáticas, historia y sociología como modo de predecir el futuro.

El quinteto de los libros de ciencia ficción mejor valorados por los lectores llega al pleno con “Dune”, de Frank Herbert. De esta novela se dijo que era la respuesta científica a la obra de Tolkien, “El Señor de los Anillos”, mezcla de ciencia ficción y relatos fantásticos, con viajes interplanetarios e historias humanas entrelazadas. Sin olvidar temas fundamentales como el medio ambiente y el terrorismo, tan presente en nuestros días desgraciadamente. Con “Dune” Herbert inauguró una saga de siete grandes relatos.

Hacer una selección de los mejores libros de ciencia ficción de la historia es muy difícil. Probablemente muchos de nosotros extraeríamos algún ejemplar e incluiríamos otro, pero a buen seguro habrá presente al menos uno de Isaac Asimov, del que ya va siendo hora de tener una colección recopilatoria de lujo como tenemos varias de Julio Verne.

Imagen

Autobiografía y reflexiones sobre la inteligencia

El escritor que murió hace más o menos un mes y exactamente hace doce años escribió una autobiografía en dos tomos, “En la memoria todavía verde” en el año 1979 y “En la alegría todavía sentida” de 1980.

“Isaac Asimov: Memorias” se publicó dos años después de su muerte y es la tercera autobiografía del científico con el epílogo escrito por Janet Asimov, su mujer. Ella misma se dedicó a resumir los tres tomos de la autobiografía de su marido y publicó en el año 2002 “Ha sido una buena vida”. (more…)

El “nuevo” Nostradamus (II)

Retomando la historia dónde la habíamos dejado en el artículo anterior os recuerdo: Isaac Asimov pensaba que las comunicaciones serían tal y como las conocemos ahora (a través de Internet y con videollamadas); también pensaba que solamente naves no tripuladas hubieran pisado Marte, en esto no estaba en lo correcto.

Estas predicciones las había escrito para el periódico New York Times en 1964 pensando en cómo sería el mundo en 2014. A mi parecer hacer suposiciones con base científica de algo que va a pasar dentro de cincuenta años es algo muy arriesgado porque puede hacerte parecer un excéntrico o como en el caso de Asimov, un visionario.

(more…)

Las grandes anécdotas de la vida de Asimov (II)

Si en el artículo anterior comentábamos una de sus anécdotas con un vehículo muy curioso, esta vez, os contaré la curiosa historia entre nuestro personaje y Arthur C. Clarke. Todo comenzó con un desafortunado accidente aéreo. La tragedia se produjo en el momento en el que el avión iba a aterrizar en el aeropuerto. La mitad de los pasajeros murieron en fatídico accidente y uno de esos supervivientes fue el que hará a Asimov y a Clarke fueran grandes protagonistas.

Según declaró uno de los supervivientes de la tragedia, la calma fue fundamental para poderse mantener con vida. En esa tarea le debió de ayudar una obra de Arthur C. Clarke, le tranquilizó durante los numerosos intentos de aterrizajes de emergencia que realizó el piloto del avión.

(more…)

Las grandes anécdotas de la vida de Asimov (I)

A toda persona le ha ocurrido alguna vez, algo realmente extraordinario y absolutamente increíble. Ese momento, habrá marcado, un momento de inflexión, de reflexión, de pensamientos en muchos de ellos. Pero lo que realmente hace que nuestra vida sea diferente es el día a día, lo que vivimos en los momentos más inesperados.

Nuestra vida se compone de multitud de chascarrillos o anécdotas que hacen reír a la gente de nuestro alrededor y que son experiencias diferentes. Pues igual que nos ocurren a nosotros, también le sucedió a Isaac Asimov. Por eso, para acercar el gran personaje a la vida más cercana, en las siguientes líneas os contaré algunas de las más curiosas.

Plymouth.

Plymouth.

La historia de un coche

Se dice que Asimov nunca fue un adicto a los coches, que conoció pocos lugares con su familia. La razón verdadera por la que no salían nunca fue el trabajo de sus padres, que regentaban una tienda de chucherías. Como podrán imaginar, las vacaciones eran realmente un sueño, no existían días de fiesta, ni domingos, ni jornadas de ocio.

A pesar de que en su entorno no existía la necesidad de tener un transporte cerca, quizás por eso nunca se había planteado la necesidad de comprarse un coche. Todo cambio cuando llegó por vez primera a una gran ciudad: Boston. Para poder moverse por la ciudad o ir al centro, no tenía otra alternativa que ir en coche particular y como vivía en las afueras, al final tuvo que comprarse un Plymouth.

Al final, hasta le gustó

A pesar de que al principio no le hacía demasiada gracia eso de conducir, al final empezó a gustarle. Probablemente le pasaría como a muchos con algunas comidas, hay gente que no le gustan las verduras de pequeños y de mayores acaban siendo vegetarianos. Con su nuevo y flamante coche alardeaba por las calles de la ciudad hasta que un buen día, se topó con un grande como el:  Lyon Sprague De Camp.

Este señor, escritor de ciencia ficción, y Asimov se arreglaban muy bien, se entendían estupendamente. Aprovechando la confianza que les unía, Asimov tomó una actitud chulesca comentándole a De Camp lo rápido que podía pilotar su coche partiendo desde Filadelfia a New York. El escritor que era una persona inteligente, se despidió del científico sin que éste entendiera porque. Entonces es cuando De Camp le respondió que si conducía a esa velocidad, probablemente fuese la última vez que se vieran. 

El nuevo Nostradamus (I)

Te preguntarás: ¿qué relación tiene Isaac Asimov con Nostradamus? Has acertado, ninguna. Asimov era un autor de ciencia ficción, historia y divulgación científica y por su parte Nostradamus fue médico y consultor astrológico.

Si por algo se conoce al último era por sus predicciones o profecías, según el misticismo de cada uno. Un ejemplo de ello es la obsesión que reinó en todo el planeta relacionada con el final del mundo tal como lo conocemos en diciembre de 2012.

(more…)

Un visionario escribiendo para el gran público

Si a un profano en la literatura de ciencia ficción se le pide que nombre a un autor de este género casi con toda seguridad dirá: Asimov; aunque no haya leído ninguna de sus obras.

Este carácter de representante de un género tan amplio y con tantos autores es uno de los grandes logros que Isaac Asimov atesoró tanto con sus novelas como con sus libros de divulgación.

(more…)